patatasbaconqueso

    ¡Hola!

    ¡Qué diferencia entre una patata buena, una regular o una mala! Ya puedes esmerarte en buscar una buena receta: rica, sabrosa y atractiva, que como te falle el ingrediente principal, malo, malo, malo …

    Yo sé que me ciega el cariño pero como ¡¡las patatas gallegas no hay otras!!, así que no dudo en acudir siempre al mismo sitio y ¡no cargar más con ellas!

    La variedad Kennebeck se comercializa con sello de calidad, con la denominación Patacas de Galicia, ¡sí sí he dicho bien “Patacas”! patatas en gallego. Su piel es de color amarillo claro, de apariencia lisa y fina, la carne de color blanco y de textura firme al tacto, cremosa cuando está cocida y consistente cuando se fríe.

    Las Patatas asadas con bacon y queso de la receta de hoy son perfectas para niños, adolescentes y adultos que no tengan problemas de peso. Te sirve para entrantes o como guarnición de un asado de carne.

    ¡Manos a la obra!


    PATATAS ASADAS CON BACON Y QUESO

    Ingredientes:

    6 patatas medianas
    100 grs de bacon en lonchas
    100 grs de quesos variados en tacos
    30 grs de queso rallado emmental
    75 grs de mantequilla
    sal

    Elaboración:

    1. Lavar bien las patatas, limpiándolas con un cepillo para quitar posibles restos de tierra.
    2. Secar y sin pelar envolver en papel de plata individualmente.
    3. Precalentar el horno y meter las patatas a asar a 180ºC, durante más o menos una hora.
    4. Comprobar si están, antes de sacar, pinchando con una brocheta o pincho.
    5. Partir las patatas por la mitad a lo largo para que sean dos piezas por comensal.
    6. Cortar en tiras las lonchas de bacón y freír un poco en una sartén, reservar.
    7. Con un vaciador extraer la parte interna de la patata, procurando no estropear la piel dejando algo de patata alrededor de la piel.
    8. Aplastar la patata que hemos sacado con un tenedor, salpimentar y poner un poco de mantequilla.
    9. Añadir el bacon picado y frito reservado.
    10. Añadir el queso en tacos y mezclar.
    11. Rellenar las patatas grandes con esta mezcla.
    12. Colocar en una fuente de horno, espolvorear de queso rallado y gratinar unos minutos hasta que se doren.

    Es importante que todas las patatas sean del mismo tamaño para que necesiten el mismo tiempo en el horno a la hora de asar.

    Sí vas a preparar esta receta como guarnición te recomiendo comprar patatas pequeñas especiales para “guarnición” pero en ese caso tendrás que poner más cantidad y reducir el tiempo en el horno.

    El tiempo de horno puede variar mucho dependiendo del tipo de patata que utilices. Yo las envuelvo en papel de aluminio porque encuentro que al tener más humedad salen mucho más jugosas y la piel se estropea menos, quedando más bonitas de presentación.

    ¿Cuántas recetas de patatas rellenas conoces? yo diría ¡¡cientos!!

    Anímate y mándanos la tuya.

    Carmen


    Tambien te puede interesar:

    5 comentarios

    1. Estoy totalmente contigo: viva la patata gallega!! y con ese añadido … deliciosas.
      Un abrazo, Alicia.

    2. Esther dice:

      Carmela, precisamente porque en nuestra tierra la patata se presta a estrujarla y usarla sacando lo mejor de ella en mi casa siempre se han hecho platos muy de toda la vida.. cosas muy sencillas como las cocidas con huevosque hacía mi madre con un sofrito gallego (en Galicia se usa muy poco el tomate) hecho con aceite bueno, cebolla en hilos y pimentón dulce..me chiflaban
      Pero la receta que os quiero dar son las patatas rellenas de mi abuela Mumuña, santiaguesa ella (es la cocina gallega que mas me gusta) y que falleció a los 104 años cocinando hasta los 100 las mejores tortillas de patata que he conocido, de esas con mil huevos y la patata cortada en laquitas pequeñas que cortaba hasta dejar la patata como una pelota de golf de esculpida que terminaba…….
      Bueno que me enrrollo, vamos a las “Patatas rellenas de mi abuela Mumuña”: las rellenaba haciendo el hueco no con nuestro descorazonador, sino con un “berbiquí” en forma de espiral. Los rollitos en forma de espiral que sacaba los reservada y los añadía al guiso. Continuamos. El relleno es con carne picada con ajo perejil huevo y pan rallado; se enharina y se fríe; después se pone en crudo con vino blanco, cebollitas francesas y se hace a fuego lento hasta que se consume los suficiente como para quedar algo de salsita
      No pongo cantidades porque siempre que las hago lo hago de “oido”…

    3. ¡Tengo que probar y hacerlas! aunque no pienso competir con tu abuela Mumuña ….
      Besiños

    4. Javier dice:

      Carmen,

      Sí, sí, está buena la patata gallega, pero hay también una patata muy buena en Son Sardina. Yo soy de los que se quejan cuando hay que llevarla en el coche, pero luego todos los platos de patatas son buenísimos.

    Escribir un comentario


    *