carrillera

    ¡Hola!

    La receta de hoy Carrilleras guisadas con verduras es una elaboración que te puede servir para recibir a los amigos o para elaborar un plato de diario para los de casa.

    La carrillera es una pieza de la cara del cerdo, en concreto del músculo masticador, más conocido como la “papada”. Es una carne muy veteada siendo por ello jugosísima. Si quieres estar a la última debes saber que los cortes de cerdo ibérico más demandados ahora mismo en restauración son: el secreto, la presa o las carrilleras.

    Esta receta es sencilla por que solo se trata de guisarlas lentamente en una salsa con una base de verduras y acompañar de una guarnición de puré de patatas que le aporta sabor, textura y color. Hay recetas más sofisticadas donde se cuecen por ejemplo en vino tinto con setas u otros ingredientes.

    CARRILLERAS GUISADAS CON VERDURAS

    Ingredientes: para 4 personas

    8 carrilleras de cerdo ibérico
    1 cebolla grande
    2 zanahorias
    2 dientes de ajo
    1 vaso de brandy
    caldo de carne
    laurel
    pimienta negra en grano

    Elaboración:

    1. Limpiar las carrilleras quitando las telillas blancas y excesos de grasa que las envuelven.
    2. Salpimentar las carrilleras, enharinar y saltear en una cazuela con aceite de oliva a fuego alto. Lo que queremos es sellarlas por fuera para que nos queden jugosas por dentro. Yo te recomiendo hacerlo de tres en tres para evitar que se cuezan. Reservar en un plato.
    3. Limpiar, cortar y picar el ajo, la cebolla y las zanahorias.
    4. A fuego baja rehogar las verduras en la misma cazuela donde hemos salteado la carne hasta que estén pochadas.
    5. Añadir las carrilleras y rehogar todo junto unos minutos.
    6. Añadir el vaso de brandy o vino y dejar reducir para que evapore el alcohol.
    7. Añadir la hoja de laurel y los granos de pimienta negra.
    8. Añadir el caldo de carne justo hasta que le cubra y dejar cocer lentamente alrededor de 2 horas si es cazuela tradicional o 20 minutos en la olla express.
    9. Sacar las carrilleras y reservar en sitio caliente.
    10. Pasar la salsa, rectificar de sal y si te ha quedado clara dejar cocer un poco para reducir.
    11. Volver a poner las carrilleras y servir bien caliente

    La carne de la carrillera guisada queda muy melosa y es perfecta también para servir desmenuzada como relleno de: canelones, lasaña, raviolis, verduras o patatas.

    carrillera2jpg

    ¡Si lo haces en la olla express revisa el tiempo que necesita ya que no todas tienen la misma potencia!.

    Hasta otro ratito

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *