img_2223

    ¡Hola!

    Extremadura en esta época del año es preciosa para pasear por el campo. Me he venido con un buen ramo de Orégano, después de un paseo por la finca de unos amigos y que ahora voy a colgar en la cocina y disfrutar todo el año.

    El Orégano es una especie que crece sobre todo en colinas y montañas de una manera silvestre. Su nombre significa, “esplendor de la montaña” y tiene un olor especial que en el campo se entremezcla con el del romero y el tomillo.

    El Orégano es uno de los condimentos básicos de la cocina italiana y de todos los países mediterráneos y debe ser mi gusto por ésta cocina mi afición a usarlo.

    Yo lo uso prácticamente con todo tipo de platos: ensaladas, salsa de tomate, pasta, pizzas, pescados, carnes, pollo, cordero, estofados, asados, aceites aromatizados, marinadas…

    El Orégano como cualquiera otra hierba, la puedes secar entre papel de periódico o colgar en un ramo poco cargado dejando que las hojas cuelguen del tallo. Una vez seco, 2-3 meses, consérvalo en tarros de cristal herméticos o en latas en sitio fresco. Yo lo hago así y lo uso desde hoy a lo largo de todo el año.

    Las hierbas también puedes congelarlas, en ese caso escáldalas brevemente en agua hirviendo, escúrrelas y congélalas en porciones. Añádelas a las comidas directamente desde el principio.

    ¿Has probado meter entre la piel y la pechuga del pollo que vas a asar en el horno unos ramos de orégano? pruébalo y veras el sabor y el aroma tan rico que le da al asado.

    ¡Hasta otro ratito!

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    1 comentario

    1. Pedro dice:

      Hola Carmen, soy un fiel seguidor de tu blog, me encanta! Tiene una pinta exquisita ese orégano. Nunca se me había ocurrido secarlo…

    Escribir un comentario


    *