almejas

    Hola!

    Haciendo la compra el sábado en una gran superficie, me encontré como oferta del día todo el marisco a 9 € el kilo y viendo el tamaño de las almejas pensé, ¡esta es la mía para tomarlas antes de llegar al chiringuito! así que hoy Almejas a la marinera.

    Una manera diferente de tomar pescado, especialmente los niños o ¡no tan niños! a los que les cuesta un poco, es el cocinar marisco tipo: almejas, mejillones, chirlas, coquinas, berberechos, gambas o calamares y mezclar con hidratos de carbono tipo pasta.

    Las almejas a la marinera en concreto, yo prefiero tomarlas solas y más si son de buen tamaño pero mezclada con pasta es un plato muy rico y muy completo que puedes poner incluso como plato único.

    Es una receta muy sencilla y coincide la misma en muchos libros. Yo la hice de la siguiente manera.

    ALMEJAS A LA MARINERA

    Ingredientes: 4 personas

    2 kilos de almejas medianas
    1 cebolla pequeña
    1 diente de ajo
    3 cucharas soperas de aceite
    1 cucharada de pan rallado
    1 vaso de vino, de vino blanco
    1 hoja de alurel
    perejil picado
    1/2 limón
    1 vaso de vino de agua fría
    sal

    Elaboración:

    1. Lavar las almejas con abundante agua y sal gorda.
    2. Poner en una sartén con un vaso de agua a fuego vivo. Sacudir la sartén hasta que las almejas se vayan abriendo. Quitar la concha vacía y reservar la otra con la carne.
    3. Colar el caldo que han dejado por una “estameña” o paño muy fino para eliminar la posible arenilla.
    4. Calentar el aceite de oliva en una cazuela y añadir la cebolla y los ajos muy picados, rehogar hasta que la cebolla esté trasparente.
    5. Añadir la cuchara de pan rallado y rehogar, la hoja de laurel, el caldo colado, el vaso de vino blanco, el zumo del limón y la sal. Dejar dar un hervor unos minutos.
    6. Añadir las almejas en la cazuela, tapar y hervir durante unos minutos que dependerán del grosor de la almeja.
    7. Servir en caliente como plato principal o acompañamiento de una pasta.

    Las almejas además de lavarlas, yo las pongo un rato en un colador y éste dentro de un recipiente mayor con agua y sal gorda. Lo que consigo es que la almeja suelte restos de arenilla y ésta se vaya al fondo del recipiente a través del colador.

    La “estameña” es un paño muy fino de hilo especialmente diseñado para colar o desengrasar caldos. Tu puedes usar un paño normal pero es importante que sea blanco, esté bien lavado con jabón neutro y sin suavizante para que no trasmita sabor.

    El perejil es mejor usarlo recién picado y por supuesto mucho mejor fresco.

    ¡A ver si os gusta!

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *