tartalimonpresentacio

    ¡Hola!

    Las tartas sencillas o elaboradas son siempre un postre excelente como final de una comida.

    Hace unos días estuve en casa de unos amigos y para el postre había un carrito con varias dulces, de entrada pensé ¡que barbara!. Una de ellas era una Tarta de limón y al probarla ¡¡¡mmm que rica!!!, Maite, esta receta que buena, ¿de dónde es? ¡es tú tarta de limón!, ¿¿mi tarta de limoooon?? … y efectivamente era una tarta con leche condensada de postres La Lechera muy fácil que yo hacía mucho y que tenía olvidada.

    Hoy la rescato para los que os cuesta cocinar dulces por la razón que sea.

    Es una Tarta de limón sencilla al tener como base un fondo de migas de galleta. Estos fondos de pasta son fáciles de preparar, solo hay que picar en un robot eléctrico las galletas hasta reducirlas a migas, mezclarlas con mantequilla derretida, presionar contra el fondo de un molde desmontable y hornearla con una sencilla crema de limón.

    ¿Os animáis a preparar una sencilla tarta de limón? te gustará esta receta buena, bonita y barata

    Ingredientes:

    1 bote de 370 grs de leche condensada
    150 grs de galletas
    80 grs de mantequilla
    100 ml de zumo de limón
    3 huevos
    3 cucharas de azúcar
    corteza de limón rallada

    Elaboración:

    1. Picar en un batidora eléctrica las galletas
    2. Derretir en el microondas la mantequilla
    3. Mezclar en un bol mezclador las galletas, la mantequilla derretida y opcionalmente un chorrito de licor.
    4. Forrar con esta masa el fondo de un molde con la base desmontable
    5. Mezclar de nuevo en un bol la leche condensada, las yemas, el zumo y la corteza rallada del limón. Mezclar bien con una varillas hasta que resulte una mezcla homogénea.
    6. Verter en el molde sobre la base de galletas
    7. Montar las claras de huevo a punto de nieve en una batidora eléctrica de varillas y añadir el azúcar.
    8. Cubrir la tarta con las claras dibujando marcas con un tenedor.
    9. Cocer a horno suave ( 160- 180ºC) hasta que la superficie resulte dorada más o menos alrededor de 15 minutos.

    Las claras estarán a punto de nieve cuando al inclinar el bol donde las montas, éstas no se caen. El azúcar que se añade además de dulcificar les proporciona brillo.

    La ralladura del limón debe ser fina para no encontrarla y procura no rallar la parte interior blanca de la corteza por que amarga.

    El molde puedes usar el que quieras  pero los que tienen base de cristal o cerámica son muy prácticos por que no hace falta quitar ésta y puedes llevar la tarta directamente a la mesa.

    ¿Quién se anima? ¡Pruébala y me cuentas que tal!

    Carmen

    tartalimon

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *