Traditional English roast with Yorkshire pudding & summer veg

    ¡Hola!

    No existe ninguna limitación a la hora de congelar platos cocinados, siempre que la congelación se realice lo antes posible después de que se enfríe el plato.

    Consejos prácticos:

    1. Acorta un poco el tiempo de cocción si cocinas especialmente para cocinar. Terminará de hacerse cuando lo recalientes.
    2. Congela los guisos en porciones para que sirvan para una comida, según el número de miembros de la familia, a ello ayuda tener los utensilios apropiados.
    3. Se prudente a la hora de sazonar, ya que los sabores se acentúan con el tiempo, es mejor rectificar cuando lo recalientes.
    4. La duración de los platos cocinados con tocino o mantequilla se acorta considerablemente es mejor sustituirlos por aceite.
    5. Dos meses es un plazo razonable para conservar platos que lleven carne o pescado. Los guisos de verdura y los caldos pueden durar hasta seis meses.
    6. Las preparaciones con masas que necesitan horneado se conservan mejor crudas para hornearlas directamente del congelador en el momento de ir a consumir. ¡Eso si el relleno debe estar cocinado! hablamos de empanadas, empanadillas, galletas o pizzas.
    7. Las patatas no tienen buen congelado, es mejor evitar ponerlas en los guisos y sustituirlas por verduras.
    8. Deja enfriar completamente antes de congelar y luego pásalo al congelador.
    9. Para descongelar déjalos en la parte baja de la nevera el tiempo necesario hasta que se descongele del todo.

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *