867878_eggs_diet_4wtmkHola!

    Ya hemos dejado atrás las Navidades e intentando volver a la normalidad, en mi casa hasta que no empiecen los colegios tardamos un poquito. Es el momento de recoger los adornos y hacer cocina ligera y sana para recuperarnos de los excesos de las recetas y menús de Navidad.

    Hay que desintoxicarse de comidas pesadas y calóricas como los asados, el foie, los langostinos, los dulces como el turrón y los mazapanes e incluso de las bebidas propias de estas fiestas como el champan, el vino y los licores.

    La primera “receta” es pasar a comidas más ordenadas, más ligeras y en general más sanas y con menos grasas. Todos sabemos cuales son pero desde la cocina vamos a enumerar algunas pautas para ayudar.

    1. Utiliza métodos de cocción bajos en grasas. Hay técnicas más saludables que podemos usar al cocinar y que benefician a nuestra salud como son: la plancha, el horno, la parrilla, la cocción al vapor, a la sal , en wok o el papillote y que además aprovechan mejor los nutrientes.
    2. Cocina con grasas saludables. El aceite de oliva es alimento fundamental en una dieta saludable que nos ayuda a protegernos de enfermedades cardiovasculares y retrasa el envejecimiento de las células.
    3. Incluye en tus menús hortalizas y verduras. Las de temporada son más nutritivas, económicas y sabrosas. Preséntalas de un modo atractivo y acompañadas de aceite de oliva virgen y limón.
    4. Solo fruta para los postres. Igual que las verduras las más sanas y ricas son las de temporada. Son imprescindibles para recibir vitaminas, minerales y fibra. Ahora con los cítricos tenemos mucha vitamina “C”, un excelente antioxidante que nos protege de muchas cosas. La mejor opción para no perder vitaminas es no cocinarlas y consumirlas en crudo.
    5. Cocina cenas ligeras. Lo ideal es cenar dos horas antes de irse a dormir. El menú debe componerse de verduras y proteínas. La elección entre pescado, huevos, carne magra o legumbres dependerá de las necesidades de cada casa. Como postre fruta o lácteos desnatados.
    6. Desayunos con fibra: Todos los estudios demuestran que la fibra tiene muchas propiedades beneficiosas y en estos momentos viene muy bien para disminuir los niveles de colesterol, ingeridos por las grasas de menús muy pesados, y sobre todo por su propiedad saciante que nos ayudara a no sentir hambre entre horas. Apúntate a tomar cereales, mejor integrales, en el desayuno.

    ¡Ahora a intentar cumplirlo! yo la primera.

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Categories: Actualidad, General

    Escribir un comentario


    *