1154395_saladwtmk

    ¡Hola!

    La famosa “operación biquini” tiene mucho que ver pero también es verdad que con el calor las ensaladas apetecen mucho en esta época del año.

    La verdura de hoja más común utilizada en las ensaladas es la lechuga pero hay otra gran variedad de verduras de hoja para ensaladas de diferente forma, tamaño y color. Hablo de las espinacas, el diente de león, las acelgas, los canónigos, la achicoria, escarola etc. Son de un color más intenso y sabor pronunciado. Ahora las puedes comprar en bolsas variadas ya listas para consumir.

    Si las preparas en casa las tienes que limpiar, lavar y secar. Después de lavar bien las hojas bajo el chorro de agua corriente, tienes que secarlas bien para evitar que el aliño se diluya.

    La mayor parte de las lechugas debes conservarlas a 10º y 18º, si no tienes un lugar en la nevera busca un lugar fresco y seco con buena ventilación.

    Compra las verduras de temporada, salvo los tomates y algunas frutas que maduran en casa. Conserva los tomates sin madurar a temperatura ambiente, ¿Sabías que si colocas en una bolsa o caja tomates verdes con uno rojo ya maduro, éstos maduraran más deprisa? y ¿Qué el tomate desprende etileno y marchita las verduras de hoja verde? para evitarlo mantén las hortalizas y verduras más delicadas lejos de ellos

    Yo suelo pelar los tomates por que la piel me resulta dura y le quita mucha textura y sabor, también así se eliminan pesticidas que no desaparecen del todo al lavarlos.

    Lava, pela y corta las lechugas en el último momento, ya que la exposición al aire y la humedad las estropea y pierden vitaminas. Utiliza cuchillos específicos para cortarlas que evitan la perdida de vitaminas cuchillo serrado lechuga y la oxidación. Puedes evitar que se decoloren sumergiéndolas en agua con zumo de limón.

    La ensalada básica es lechuga con vinagreta pero  tienes mil opciones. Añadeles carne asada, pescados, quesos, frutos secos y frutas e innova por ejemplo con remolacha y queso fresco o gajos de naranja con dátiles.

    Otra opción para variar de ensaladas es cocinar alguna verdura antes de añadirla a la ensalada por ejemplo saltear calabacín, pimientos, unas setas o langostinos ¡tendrás una ensalada templada!

    Alíñala en el último momento por que las hojas enseguida se marchitan. Puedes tener preparada la salsa en el mezclador de vinagreta y que cada uno se sirva a su gusto.

    Coloca en una ensaladera y remueve bien con los cubiertos antes de servir.

    Hasta otro ratito!

    Tambien te puede interesar:

    Categories: Ingredientes

    Escribir un comentario


    *