img_3177wtmk

    ¡Hola!

    Muchas veces me pregunto de donde me viene mi afición a la cocina y no tengo ninguna referencia en concreto.

    Sí tengo el recuerdo de mi madre cocinando con cariño cosas ricas y siempre pensando en los demás que éramos los que nos lo comíamos. He heredado de ella su manera de hacerlo con orden, limpieza, organización y buenos productos. De ahí mi manía de poner todos los ingredientes en la mesa antes de empezar, usar tablas diferentes o cocinar el viernes para todo el fin de semana.

    En una ocasión leí que la gente que va a clases de cocina, y en general a los que les gusta la cocina, suele ser generosa ya que no solo realiza una actividad que le gusta sino que ademas hace algo que otros van a disfrutar, estoy totalmente de acuerdo.

    Si hay una receta “laboriosa” de las que hacía mi madre y que nos volvía locos a todos, somos siete hermanos, eran las croquetas de huevo. Se que le encantaría que hoy la comparta con otros.

    CROQUETAS DE HUEVO

    Ingredientes:

    75 grs de harina
    75 grs de mantequilla
    350 grs de leche
    4 huevos
    pan rallado
    huevo batido
    sal, pimienta blanca y nuez moscada

    Elaboración:

    1. Cocer los huevos en durante 10 minutos, pela y reserva.
    2. Prepara una bechamel espesa con la mantequilla + harina (roux blanco) y vete añadiendo la leche caliente a la vez que bates enérgicamente con una varilla. Cuece durante 10 minutos sin dejar de revolver. Condimenta con sal, pimienta blanca y un poco de nuez moscada mejor recién molida rallador nuez moscada
    3. Parte cada huevo en trozos iguales y envuélvelos con bechamel con la ayuda de dos cucharas. Reservar sobre un tapete de silicona y deja enfriar.
    4. Pasar por huevo batido y pan rallado.                                                                                                                                                     img_3170wtmk1
    5. Freír en abundante aceite caliente. Es importante que a la hora de freír el aceite esté bien caliente para que no absorban  grasa en exceso y queden doradas.

    Van muy bien acompañadas con una ensalada o unos pimientos asados.

    Utiliza huevos grandes para que cada croqueta tenga el tamaño adecuado.

    Yo cuando las preparo las suelo hacer de víspera y al día siguiente las empano y congelo alguna para tener a mano en otra ocasión.

    Hasta otro ratito!

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *