Hola:

    Hoy me animo a escribiros unos pequeños trucos que te permitirán trabajar con la cebolla ¡¡ sin derramar lágrimas a raudales !! Allá van:

    • Respira sólo por la boca mientras cortas la cebolla. El hecho de que una cebolla te haga llorar empieza por la nariz, y no por los ojos como la mayoría pensamos.
    • Si eres capaz de no inspirar por la nariz, tienes asegurado el éxito. Este truco es muy utilizado por la mayoría de los cocineros.
    • Introduce la cebolla unos segundos en agua caliente, acto seguido ya podemos proceder a cortarla.
    • Corta la cebolla bajo el chorro de agua del grifo. Es un tanto difícil pero funciona.
    • Moja en vinagre el filo del cuchillo con el que vas a trabajar. Esto no te evitará el problema de llorar, pero lo disminuirá notablemente.
    • Usa unas gafas de natación, o unas gafas especiales para cortar
      cebolla
      . Podrás hacer los cortes más pequeños del mundo sin que se te caigan lágrimas.
    • Enchufa un ventilador que produzca aire entre tus ojos y la cebolla. También funciona.
    • Tápate la nariz con unos algodones mientras cortas la cebolla sin olvidarte respirar por la boca ;o)

    Espero os hayan servido de utilidad.

    Nuria Siñeriz

    Tambien te puede interesar:

    Categories: Cocina práctica

    Escribir un comentario


    *