Hola!

    Cualquier casa necesita una zona para guardar cierta provisión de alimentos no perecederos, que resultan de gran utilidad para la organización y economía familiar.
    El tamaño de la despensa dependerá del tamaño de la casa y del numero de personas que vivan en ella.

    Lo perfecto es un cuarto pequeño cercano a la cocina con estanterías de diferentes alturas.
    Resulta muy práctico un verdulero con ruedas donde colocar las patatas, cebollas, naranjas de zumo y que facilitara su limpieza y aireado.
    Sería perfecto poder disponer de unos ganchos colocados en el techo o en las paredes para colgar embutidos o alimentos secos como ristras de ajos, cebollitas, chalotas, pimientos choriceros, guindillas e incluso hierbas aromáticas en bolsas de plástico, con unos agujeros para que no se sequen demasiado. ¡Yo intento comprar estas cosas cuando voy a los pueblos! son mejores y más baratas.

    Si no dispones de la clásica despensa, puedes guardar tus compras en un armario o alacena.
    Debe de tener una temperatura uniforme, seca y fresca con lo que debes colocarla lo más lejos posible del horno y de cualquier fuente de calor y si está cerca de una ventana o sitio aireado mucho mejor.
    Al tener menos espacio, la rotación de los alimentos es mas rápida por lo que no hace falta ser tan riguroso con las condiciones. Los paquetes se suelen terminar antes de que se puedan estropear …..

    Dada la finalidad de la despensa es imprescindible que sea fácil de limpiar.
    Evita los recovecos y los materiales porosos que absorben el polvo y la grasa. Lo mejor es forrar las baldas con plásticos adhesivos que se limpian con un paño húmedo o poner pañitos de algodón que se lavan y planchan con facilidad.

    Guarda los productos con un lógico orden. Pon en primer lugar los más antiguos y luego los de más uso, deja en la parte alta los que solo consumes de vez en cuando y en los inferiores y el suelo los que por peso cueste más mover como el aceite, las cervezas, la leche, las patatas etc

    Hoy en día, ¡para ser respetuosos con el medio ambiente!, hay que encontrar un hueco para reciclar los periódicos y el vidrio (el plástico se hace con lo de diario), yo lo he solucionado con unos cubos de plástico que se superponen uno encima de otro y que guardo en una esquina de la despensa.

    En una despensa ordenada cabe el doble y estiras mejor el final de mes al tener todo a la vista. Organízala una vez y luego solo hay que tener cuidado al guardar la compra de primeros de mes.

    ¡¡Probarlo!!

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *