¡¡Mmmmm hoy un post para los mas golosos!!.

    Ayer fue el cumpleaños de mi hijo Ignacio que es súper chocolatero, así que no me quedo más remedio que preparar una “Tarta selva negra”.
    La verdad es que de entrada parece una tarta engorrosa pero sabiendo bien los pasos no deja de ser sencilla.
    Para los que no la conozcáis son tres planchas finas de bizcocho oscuro, montadas con una capa de trufa y otra de nata.

    El único secreto está en que la nata para hacer “la trufa” tiene que ser “semimontada” ya que si la pusiésemos sin montar la trufa quedaría líquida y sí la montásemos del todo “la trufa” quedaría con grumos.
    Las tres planchas del bizcocho salen de una sola plancha grande y con la ayuda de un molde cortáis tres del mismo tamaño.
    Las virutas de la superficie las podéis hacer en casa, solo debéis poner cobertura de chocolate derretida sobre una bandeja plana, meter en el congelador y una vez fría con la ayuda de una espátula ir rascando.

    Os pongo la receta y ésta vez con fotos ya que muchos de vosotros me decís que os resulta más fácil a la hora de hacerlas.

    TARTA SELVA NEGRA

    INGREDIENTES: para 6/8 personas
    Para la trufa:
    250 gr. de cobertura de chocolate
    50 gr. de azúcar glass
    1/2 litro de nata

    Para la capa de nata:
    1/2 litro de nata
    50 gr. de azúcar glass

    Bizcocho genovés:
    4 huevos
    4 cucharas de harina
    4 cucharas de azúcar
    30 gr. de cacao amargo

    Para las virutas:
    100 gr. de cobertura de chocolate

    ELABORACION:
    Trufa cruda:
    “Semimontar” la nata con el azúcar glass
    Poner a derretir el chocolate
    Añadirle al chocolate templado un poco de la nata que hemos “semimontada”.
    Seguir añadiendo poco a poco la nata semimontada pero removiendo con espátula (si lo hiciéramos deprisa o con varillas la trufa se cortaría)
    Para la capa de nata:
    Montar la nata que deberá estar muy fría con el azúcar glass. Reservar.
    Bizcocho genovés:
    Montar las claras a punto de nieve, añadir el azúcar, cuando esté incorporar las yemas y por último la harina tamizada junto con el cacao amargo.
    Poner en una bandeja de horno sobre un silpat y cocer a 180º 15 minutos o hasta que resulte dorado.
    Hacer un almíbar “espejuelo” para mojar el bizcocho.

    MONTAJE:
    Cortar tres tiras de la plancha de bizcocho
    Poner una tira de bizcocho
    Capa de trufa montada con manga
    Plancha de bizcocho, calar con el almíbar
    Nata montada con manga pastelera
    Plancha de bizcocho y calar con almíbar
    Untar la última capa con un poco de nata para pegar las virutas.
    Espolvorear de azúcar glass

    ¡A ver que tal os sale! cualquier duda me preguntáis.
    Hasta otro ratito.

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *