¡Hola!
    Ayer oyendo las noticias volvían a lo que ahora oímos casi a diario ¿cómo ahorrar en la cesta de la compra? ¿cómo llegar a final de mes? ….
    Me choco y me dio que pensar cuando dijeron que al ir a comprar influye mucho el estado anímico en el que vayamos.
    Efectivamente no es lo mismo ir contenta que ir a desgana, triste, depresiva o de una manera rutinaria y no te cuento ¡si encima vas justa de dinero!.
    Cada uno de nosotros sabe cuando está más predispuesto para realizar esta tarea, imprescindible por otro lado.

    Yo tengo siempre en cuenta una serie de cosas para comprar bien y gastar “menos”.

    – Llévate una lista con las cosas verdaderamente necesarias y vete a tiro hecho.
    - Revisa las novedades de cada semana, es fácil hacerte con el boletín y mirarlo tranquilamente en casa
    - Vete siempre a comprar con el estomago lleno, sino echas más cosas al carro…
    - Márcate un presupuesto diario, semanal o mensual dependiendo de tu compra y para no gastar más ¡paga en efectivo en vez de con tarjeta!
    - Compra productos de temporada en los productos frescos: fruta, verdura …
    - Compra productos de tu zona, grelos en Galicia, castañas en Extremadura o queso de Cabrales en el norte por poner un ejemplo.
    - Compra más cantidad aprovechando las ofertas del mercado, así se obtiene ahorro no solo monetario sino de tiempo.
    Las ofertas no producen ganancias al vendedor, pero se utilizan para “reclamar” a los clientes a entrar en la tienda. ¡Hay que vencer la tentación y comprar solo las ofertas! Aprovecha y congela.
    - Comprar en un supermercado cercano a casa nos ayuda a ahorrar gasolina frente a desplazarnos a otro.
    - Comprar marcas blancas supone un ahorro de un 30% y no supone peor calidad.
    Muchas de ellas son marcas conocidas, únicamente el vendedor ha comprado en gran cantidad y tienen otros precios. Aquí incluye los productos de limpieza y cuarto de baño.
    A la hora de comparar no lo hagas solo con el precio sino también el tamaño y la calidad.
    - Por último, una despensa bien provista y ordenada u organizada a la larga nos permite “estirar” el final de mes.

    De la despensa hablaremos otro día con mas detalle.

    Adiós
    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *