¡Hola!

    Todo buen cocinero o persona aficionada a la cocina sabe que una de las hortalizas esenciales para dar sabor es la cebolla pero también estaréis de acuerdo conmigo que es ponerte a picar y ¡empezar a llorar! …

    Las cebollas debes pelarlas siempre antes de utilizarlas con un cuchillo pequeño y para picarlas utiliza un cebollero y una buena tabla.
    Una vez cortadas el olor de las cebollas es bastante fuerte y los aceites volátiles que desprende en contacto con el cuchillo es lo que irrita los ojos y nos hacen llorar.

    Para evitarlo puedes hacer varias cosas:
    Deja la raíz intacta mientras la cortas. Es decir pela la cebolla, córtala por la mitad a lo largo, pon la parte cortada hacia abajo y córtala en rodajas verticales sin llegar al fondo, luego la giras y picas, respetando la raíz que deshechas o puedes usar para caldos.
    Moja la cebolla en agua fría ya pelada y pícala.
    Moja el cuchillo constantemente en agua fría mientras la estas picando.
    No respires por la nariz o manténla tapada ya que favorece la irritación de la pituitaria localizada en la nariz, otra de las razones que nos hace llorar mientras picamos cebolla.

    Sí lo has probado todo y ¡no hay manera! ahora puedes probar las gafas para cortar cebolla. En varios foros he leído que hay quien se pone gafas de bucear…. aunque a mi ¡me cuesta creerlo!.

    A los que os horroriza el olor también es muy práctico usar el tenedor corta cebolla, con él en ningún momento tocas la cebolla y por sus dientes vas introduciendo el cuchillo resultando muy cómodo para picarla.

    ¡Ojalá a alguno de vosotros le valgan estos consejos!.

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Categories: Utensilios de cocina

    Escribir un comentario


    *