Durante las vacaciones estamos todo el día el día comiendo…

    Que si un buen desayuno ya que no hay las prisas del invierno, que si un aperitivo en el chiringuito de la piscina o la playa con los amigos, que si la comida aunque sea sencilla e informal, muchas veces preparada en casa para llevar, que si cenas fuera o en casa de amigos o familiares…
    Todo ello da para muchas sobremesas y, no sé a vosotros, pero a mí me favorece mucho el intercambio de nuevas recetas sencillas y fáciles de hacer ya que en vacaciones nadie se complica.

    Me ha pasado con uno de los platos típicos de la cocina mallorquina, la “coca de verduras” un plato a base de pimientos, cebolla y tomate muy picado y que luego se coloca sobre una masa que después se hornea, una receta muy sencilla y fácil de hacer. Para los que no la conocéis viene a ser como una pizza rectangular u ovalada.

    Yo me he animado a variarla y os cuento cómo.
    En vez de con las verduras picadas las he cortado en rodajas muy finas con la ayuda de una mandolina y las he colocado en filas por colores, con lo cual la presentación queda muy bonita.
    También he variado las verduras sustituyendo los pimientos rojos y verdes (por su forma no me permitía cortarlos en rodajas) por berenjenas, calabacín y hojas de espinacas además del tomate y la cebolla. Un buen chorro de aceite de oliva virgen y al horno durante 30 minutos a 180ºC.

    La llevé a casa de unos amigos y cuando menos resultó original.
    Con las prisas no hice la foto que me hubiera gustado poner aquí, pero ¡prometo hacerlo en la próxima ocasión que la cocine!

    Hasta otro ratito
    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *