Hola!

    Como os decía otro día he estado de vacaciones y ya estoy de vuelta…

    Una de las cosas que se puede hacer en vacaciones cuando se va al campo es pasear y en esta época del año aprovechando el paseo recoger moras.
    ¡Se cogen muchas en poco tiempo! por ello hoy se me ocurre contaros como podéis congelarlas para usos posteriores y otro día como hacer conservas.

    Para ello tienes que seleccionar las más maduras, las feas y estropeadas deséchalas.
    Luego lávalas con agua, sécalas y extiéndelas sobre un papel parafinado para no amontonarlas.
    Después congélalas en las mismas bandejas y entonces guardalas en envases rígidos de plástico o bolsas procurando sacar todo el aire.
    Etiquétalas poniendo el peso y la fecha de envasado.

    Para descongelarlas será suficiente extenderlas sobre una superficie con el fin de que no se aplasten y las tendrás listas para usar en unos minutos.

    En invierno podrás usarlas para hacer “tartas”, “rellenos“, “confituras“, “compotas” o simplemente hacer “culis” para salsear tus postres.

    Si tenéis niños alrededor seguro que estarán encantados de ir a buscarlas.

    Hasta mañana

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    2 comentarios

    1. Carmenlopez dice:

      Hola estoy de vacaciones y hemos recogido mi marido y yo muchisimas moras, y me ha encantado la forma de congelacion de las mismas, muchas gracias de Maricarmen lopez.

    Escribir un comentario


    *