Ayer leía en el periódico que lo que más está subiendo de precio a raíz de la huelga del transporte son las hortalizas y el pescado.

    En cuanto a las verduras para notar un ahorro considerable en épocas de “apretarse el cinturón” yo os recomiendo comprar congeladas.

    Los congelados normalmente tienen buen precio ya que a primero de año se fija y luego se mantiene por que el stock de estas tiendas es grande y tienen de sobra para servir.

    No les afectan “las huelgas”, ni la “época del año” que encarece los precios al haber mayor demanda como en Navidad o vacaciones, ni “la temporada del producto” ya que pueden tener buen precio en su momento pero no fuera de él y las congeladas no dejan de ser productos frescos recolectados cuando hay más cantidad.

    Comprando congelado puedes encontrar muchas verduras fuera de temporada: alcachofas, espinacas, setas, grelos, borraja …
    Por otro lado cada vez hay más productos tipo ensaladilla, pisto, menestra, revueltos que ademas te ahorran mucho trabajo a la hora de pelar, cortar, picar y que te harán fácil el cocinar una receta o improvisar una comida.

    Las verduras congeladas solo hervidas en agua con sal están listas para tomar y con un buen aceite de oliva o un refrito de ajo son muy ricas y sanas.

    En cuanto al congelado en general es muy importante comprar en sitios de confianza donde puedes estar seguro de la calidad del producto y que tengas la garantía de que el proceso de congelación ha sido el correcto.

    Para descongelar bien conviene hacerlo correctamente. Debes sacarlo del congelador a la nevera y nunca descongelar a temperatura ambiente.
    Debes consumir el producto en las siguientes 24 horas y nunca volver a congelar.

    Yo te recomiendo comprar lo que vayas consumiendo para no almacenar mucho tiempo en tu congelador.

    ¡Veras como a la hora de ir a pagar notas diferencia de precio!

    Adiós
    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Escribir un comentario


    *