blog-i-copiawtmk

    blog-ii-copiawtmkblog-iii-copiawtmk

    ¡Hola!

    Parece que ya viene el buen tiempo…
    Seguro que muchos de vosotros estaréis deseando estrenar la temporada con una cena en el jardín o en la terraza.
    Un poco más adelante ya hablaremos de barbacoas, sobre todo de cara al fin de semana pero de momento os animo a que os estrenéis con una raclette o fondue

    La raclete es una preparación de queso muy rica y que cunde mucho, sí la acompañas con patatas cocidas calientes y un buen embutido o lomitos o salchichas frescas para hacer a la vez sobre la plancha.
    Las patatas deben ser nuevas y pequeñas, puede dar pereza tomarlas calientes pero ten en cuenta que para cuando te las sirves estarán templadas y es lo que hará mantener el queso fundido.

    La fondue de carne ahora es más apetecible, por lo menos a mi en invierno me resulta muy pringosa dentro de casa y el olor a “fritura” se impregna en las telas.

    Para el que no se quiera complicar mucho o incluso no disponga del utensilio le animo a hacer una “falsa fondue de queso”.
    Yo la pongo muchas veces, incluso en invierno como aperitivo.

    FALSA FONDUE DE QUESO

    Ingredientes:
    1 hogaza de pan pequeña
    1 paquete de queso de fondue
    2 puerros finos
    5 cucharas de mahonesa de bote

    Elaboración:
    Le quitas el copete a la “hogaza” de pan y vacías de miga todo el interior. Te tiene que quedar como un cuenco.

    En un cazo pones a rehogar con un poco de aceite la parte blanca del puerro muy picadito.
    Una vez se ablande le añades el sobre de queso. Cueces a fuego fuerte, removiendo sin parar hasta que la mezcla resulte cremosa. Añades las 5 cucharas de mahonesa de bote y mezclas. El queso lo echas bien caliente dentro de la “hogaza” de pan.

    El queso lo puedes comprar en grandes superficies.
    La “hogaza” de pan en los pueblos es muy fácil encontrarla, en las grandes ciudades la podéis comprar en grandes superficies sin ningún problema.
    Si te quedan restos de queso solidificado, al día siguiente puedes untarlo sobre rebanadas de pan y gratinar en el horno.
    El tamaño de la “hogaza” depende de los comensales, yo como aperitivo pongo una pequeña.
    El pan lo puedes tener congelado pero eso sí ¡ya sin la miga! así te resultara muy práctico para disponer de él en un momento dado.

    Podéis poner una cesta con colines y dados de pan pero lo suyo y más divertido es ir dando pellizcos a los bordes de la “hogaza” y mojar, así se va acabando todo a la vez.

    ¡¡El comerla de ésta manera resulta muy divertido e informal!!.

    Espero que os guste
    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    2 comentarios

    1. wences dice:

      El otro día nos fuimos al Chalet Suizo que hay en la carretera de Burgos y nos encantó la fondue y la raclette que nos comimos. El sitio está muy agradable, te lo recomiendo si no lo conoces.
      Por cierto, donde compras una buena hogaza de esas gallegas en Madrid? :-)
      wences-

    2. Carmen dice:

      Hola Wences,
      Hay una tienda “Museo del pan gallego” en la Plaza de Herradores nº 9 en Madrid que tienen todo tipo de pan gallego.
      Tienes centeno, trigo … y sí te animas a hacer el relleno de una empanada ellos hacen el resto como las autenticas de Galicia.
      Ah! tomo nota del sitio que me comentas.

    Escribir un comentario


    *