¡Hola!

    Es verdad que con un cuchillo, buena mano y altas dosis de paciencia se pueden o es suficiente para hacer maravillas en la cocina pero ¿a costa de cuánto tiempo y trabajo?.
    Muchas veces el verdadero toque profesional, la facilidad para hacer algo en concreto y sobre todo la rapidez se consiguen con el utensilio adecuado.
    Por supuesto no todos son indispensables, ni hay que comprarlos de golpe.
    A medida que te vayas metiendo en la cocina, iras echando de menos alguno de ellos, ese es el momento de comprarlos. A partir de ahí te serán imprescindibles.

    Entre otros podríamos citar los siguientes:

    El pela patatas doble es un gran ahorrador de vitaminas ya que todas las que contienen la patatas se encuentran acumuladas en una capa fina justo bajo la piel y utilizando el cuchillo terminan en la basura. Tiene una cuchilla cóncava con una abertura en el centro que constituye la superficie de corte.
    Esto nos permite quitar solo una capa muy fina de piel, sin desperdiciar la parte comestible. Este en concreto tiene doble corte para poderlo utilizar con la mano derecha e izquierda.
    No solo es útil para las patatas, sino también para pelar muchas otras hortalizas, verduras y frutas como calabacines, judías verdes, apio, cardo, kiwi, pera  … pero en ese caso te recomiendo el pelador universal
    con la cuchilla más amplia.

    Otro de los trabajos que no se pueden hacer sin el utensilio adecuado es el de cortar bolitas, nada como el vaciador de melón para obtener bolas de forma semiesférica. Tiene un agujero en el centro para que las bolas se desprendan con facilidad una vez cortadas, esto es importante y debes tenerlo en cuenta a la hora de elegir, ya que algunos no lo llevan. Usalo para presentar "macedonia", "vaciar patatas", tomates y verduras que luego rellenas.

    Tampoco resulta fácil quitar el corazón a las manzanas con el cuchillo y para ello es muy práctico el descorazonador que consiste en una hoja cilíndrica que elimina fácilmente sin esfuerzo el centro de la manzana eliminando el corazón y que, aunque apenas tiene otros usos, es indispensable en repostería.

    El utensilio que mayor ventaja presenta frente al cuchillo en rapidez y que consigue en un minuto lo que con el cuchillo exige bastante tiempo y destreza es la mandolina.
    Consta de una superficie en la que se insertan diferentes cuchillas con la idea de cortar en láminas verduras o frutas. Las cuchillas son regulables lo que permite variar el grosor de las lonchas.
    Nos permite hacer distintos tipos de corte ondulado, paja, chip ….
    La diferencia con la mandolina profesional, que nos lo preguntáis mucho, es que el material es más resistente por que se le presupone más uso pero tiene las mismas prestaciones.

    El cortador de huevos nos permite obtener rodajas y gajos perfectos, cosa no tan fácil cuando se recurre al cuchillo. Si eres perfeccionista y te gusta que los platos queden bien hasta en el último detalle, este aparato te encantara. Lo puedes usar también para tomates, cebollas, champiñones, ajos ….

    Muy práctico también el acanalador que tiene una especie de saliente ondulado que permite obtener dibujos en la corteza de frutas y verduras. Yo lo uso mucho para hacer adornos para presentar el limón con los pescados. Con la parte frontal también se obtienen "rizos" y "tiras" de la piel de cítricos para elaborar "mermeladas" o "salsas".

    Los cortapastas liso o rizado son muy prácticos para cortar "canapés", "galletas" y adornos de "masas" o verduras para "guarniciones".
    Conviene tener un juego para elegir forma y tamaño. Con ellos puedes hacer los famosos “vol-a-vent” de hojaldre, superponiendo dos tamaños.

    El deshuesador de cerezas es un utensilio poco conocido que resulta muy práctico para deshuesar tanto las cerezas como las aceitunas, aunque estas segundas podemos comprarlas deshuesadas sin problema.

    La ruleta corta pasta Rueda diseñada para conseguir empanadillas perfectas: con los bordes bonitos, bien pegados y sin una arruga.
    Su ventaja es que corta y une a la vez, sin arrastrar la masa, dejando un dibujo de zig-zag.
    Puedes usarla también para elaborar "raviolis", "pestiños" o cualquier otra masa que requiera corte.

    La lista podría ser interminable …
    ¡Hasta otro rato!

    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    • ¡Hola! Este fin de semana he tenido a la familia irlandesa con la que pasan mis hijos temporadas ...

    • Hoy vamos a terminar el tema de los huevos que lo habíamos empezado con "improvisar una cen ...

    • ¡Hola! El otro día hablábamos del tema de los cuchillos y os hacia mención sobre todo a los de a ...

    • ¡Hola! No os ha pasado nunca ir a picar una cebolla y que parezca que aplastas más que cortas, h ...

    • El jamón es una de las patas traseras del cerdo y se le denomina "serrano" por que ha ...

    Escribir un comentario


    *