Hola a todos,


    El Santuario y la Puebla de Guadalupe, en la provincia de Cáceres, tienen sus orígenes en una historia común. Ambas nacieron juntas cuando la Virgen María se le aparecio a un pastor cacereño, Gil Cordero, a finales del siglo XIII.


    La tierra de Guadalupe es fértil para huertos, frutales, castaños y olivos, cuyos frutos son su mejor producción. Los ríos cercanos y sobre todo el río Guadalupejo hacen fértil toda la campiña de la zona. Aunque esta actividad ocupa a muchos de sus vecinos, es el comercio como lugar turístico y la hostería la mayor fuente de ingresos económicos.


    El Real Monasterio, convertido en convento franciscano, es el mejor sitio para recibir a los peregrinos, visitantes y turistas. Actualmente, la hospedería del Monasterio es un hotel con todas sus garantías, sin perder el encanto y aroma de sencillez y acogida franciscana.


    La cocina tiene fama y prestigio y ofrece una carta muy extensa con platos típicamente guadalupenses y extremeños.


    Yo hace años que vengo por aquí y a raiz de que mañana haremos el potaje de vigilia, que forma parte de la tradición de pasar estas fechas por estas tierras, se me ocurre que a alguien le pueda parecer interesante añadir una receta más, a las muchas que hay a lo largo de la gastronomía española.


    POTAJE DE VIGILIA


    Ingredientes para 6 personas:

    700 grs de garbanzos finos y pequeños
    1 manojo de espinacas
    1 cebolla y media
    1 cabeza de ajos
    2 rebanadas de pan frito
    4 zanahorias
    2 hojas de laurel
    azafrán en rama
    2 huevos duros
    100 grs de bacalao desalado
    aceite de oliva
    clavo, cilantro y cominos

      Elaboración:


      1. Poner los garbanzos de víspera en agua tibia con sal.
      2. Echar en una olla con agua tibia y sal, la cebolla, la cabeza de ajos, el laurel y las zanahorias troceadas. Dejar cocer y desespumar.
      3. Rehogar en un poco de aceite cebolla picada y ajo, cuando esté dorado se añade el pan frito, el azafrán en rama, el comino, el cilantro, el clavo y los huevos duros.
      4. Se saca de la olla la cabeza de ajos, la cebolla y un poco de caldo. Se añade el refrito, se tritura todo y se pasa por el chino.
      5. A los garbanzos de la olla se le añaden los trozos de bacalao, las espinacas cocidas previamente y el refrito que hemos pasado por el chino.
      6. Se da un hervor, se rectifica de sal y está listo para comer.

      Yo os recomiendo hacerlo en una olla exprés durante 30 minutos.


      ¡Espero que os resulte cuando menos apetecible!


      Felices Pascuas


      Carmen

      Tambien te puede interesar:

      • Hola! Ya hemos empezado el mes de diciembre y a mi personalmente es cuando me gusta empezar ...

      • Hola a todos! Hoy en un día tan señalado para los niños no podemos olvidarnos de compra ...

      • Hola a todos!Ayer por casualidad, había oído hablar en muchas ocasiones pero no lo conocía, estu ...

      • Hola! El cuchillo eléctrico es de esos utensilios de cocina que no son imprescindibles pero que ...

      • Hola! Uno de los postres más típicos de estos días es el turrón en todas sus varie ...

      Categories: Gastronomía

      Escribir un comentario


      *