mantequerajpg

    Uno de los muchos recuerdos de mis veranos en Galicia era ver a Cristina, la cocinera que había en casa de mis padres, haciendo mantequilla con la nata que quitaba de la superficie de la leche después de cocida.

    Se pasaba horas dandole vueltas con una cuchara de madera y terminaba con una bola que guardaba en la nevera y que luego en los desayunos nosotros untábamos en pan y espolvoreábamos con azúcar.

    He de reconocer que como éramos siete niños no tocábamos a mucho …. y se guardaba para los mayores.

    Tengo la ilusión de dar con alguien al que le pueda servir la mantequera, ya que en muchos pueblos se siguen haciendo las cosas de manera artesanal. ¡Ya os diré!

    Para los que solo os gustaría un toque distinto en la mantequilla de una merienda o desayuno especial, hemos metido los sellos con forma de flor o pájaro y moldes con forma de vaca o flor que se utilizan con la mantequilla comprada y únicamente hay que meter a temperatura ambiente.

    ¡Hasta otro ratito!
    Carmen

    Tambien te puede interesar:

    Categories: Utensilios de cocina

    1 comentario

    1. [...] muy sencillo, yo parto siempre de mantequilla comprada con sal, también puedes hacer mantequilla en casa, o tienes la opción de comprarla sin sal y en ese caso será un poco más sana [...]

    Escribir un comentario


    *